La Morada que Yo Habito.

Déjame que te cuente:

En un pequeño y hermoso lugar habita el Sr. Amor y junto a él como vecino tiene al Sr. Egoismo.

El Sr. Amor cada dia trabaja para mantener su morada bella, limpia, aseada, llena de flores y color. Siempre intenta mantener magníficas relaciones con todos sus vecinos (la Sra. Alegría, Don Miedo y Dña. Ira, la pequeña Vergüenza y todos los demás) ayudándoles en todo lo que necesiten, pues sabe que el equilibrio de su comunidad…de su morada… depende de ello.

En cambio, el Sr. Egoismo, descendiente directo del poderoso EGO (que todo el tiempo intenta tener subyugados a su control a todos los moradores), se hace presente con el único objetivo de interrumpir constantemente las labores realizadas por el humilde Sr. Amor creando confusión, inestabilidad e incluso caos a veces.

El Sr. Egoismo tiene la gran habilidad de camuflarse muy pero que muy bien haciéndose pasar por otros vecinos, llegando incluso a tomar su personalidad, conducta e imagen, incluso la del Sr. Amor. Y es por eso que puede llegar a conseguir a través de la duda y la confusión, el caos en toda la comunidad, en todo el hermoso lugar. Además tiene también la capacidad de conseguir aliados fuera de la comunidad para que alimenten dicha confusión y caos de forma que, al final, la mayoria de los vecinos, exceptuando al Sr. Amor, lleguen a creer q solo hay un camino para sobrevivir, y este pasa por seguir sin dudas al Sr. Egoismo…que por otro lado seguirá mostrando muchas y diferentes caras que convenzan a cada vecino en cada situación concreta.

Cuano esto ocurre, el Sr. Amor, algunas veces se rinde y la morada…la comunidad… se vuelve oscura… o gris… o desaliñada…ya no hay crecimiento ni alimentos… todo se corrompe…se sume en el caos o en la tristeza hasta que de una forma u otra…unas veces antes… otras tras una lenta y larga agonía… la morada y todos sus habitantes desaparecen.

Pero en otras ocasiones, el Sr. Amor, lejos de rendirse, emprende un camino de un solo sentido, un camino hacia el interior de la morada, un camino a veces doloroso…a veces… complicado…siempre lleno de pruebas que superar y enigmas que resolver… un camino que se dice…se cuenta…que te lleva ante el gran Maestro (muy temido por todos pues dicen que tiene el poder de hacer realidad los sueños, que con sus artes mágicas puede conseguir todo lo que quiere y si eso fuera así….¿qué podria hacer con la morada?…)y que ante ÉL, todo se transforma. Un camino dicen…del que jamás se vuelve igual que llegaste.

El Sr. Amor emprende este camino porque alguien le susurró al oido (no recuerda muy bien quien, ni si fue real o un sueño, o si puede que lo leyera en un cuento), que el gran Maestro tiene las claves para reconocer al Sr. Egoismo detrás de sus múltiples caras y también la pócima para esterilizar al poderoso EGO evitando que se reproduzca y llene de señores egoismos, ególatras y todos sus familiares la morada.

El Sr. Amor sabe, aunque no sabe muy bien como lo sabe, que el viaje es largo, que probablemente dure toda su vida y que tendrá momentos maravillosos y otros no tanto, pero que está lleno de conocimiento, conciencia, y poderes sensoriales y perceptivos que se irán adquiriendo y aprendiendo a lo largo del camino.

Se dice….se cuenta….que en el camino que sigue el Sr. Amor se encontró varias veces con el gran Maestro y que trás la realización de algunas pruebas le reveló algunas de las claves para reconocer al Sr. Egoismo, aunque aún le queda mucho camino por recorrer y mucho mucho que aprender.

Pero el Sr. Amor no quiere que sus vecinos piensen que los abandonó, así es que con un truco de magia que aprendió tras superar un enigma, crea agentes externos…..otras moradas fuera de la comunidad, y a través de ellas, envia mensajes cifrados a sus vecinos que esconden todo aquello que él va aprendiendo en el camino, inclusive las claves para desenmascarar al Sr. Egoismo.

El Sr.Amor sabe que debe mandar muchos mensajes y repetirlos mucho para que al final alguno de sus vecinos sea capaz de descifrarlo, pero está preparado……en el camino encontró siete compañeras de viaje que no le dejan desfallecer en los intentos…..Paciencia, Compasión, Fe, Comprensión, Voluntad, Ilusión y Seguridad se llaman.

Se dice que la vieja vecina y amiga del Sr. Amor, Dña. Honestidad ayudada por su amiga la Sra. Reflexión, lograron reconocer a uno de los mensajeros externos que envió el sr. Amor e incluso descifrar alguna clave para reconocer al Sr. Egoismo detrás de alguno de sus personajes. Y este parece ser el mensaje:

A veces…el Sr. Egoismo se disfraza de la Sra. Verdad. Todos dentro de la comunidad saben en el fondo quien es, pero sus palabras…dichas en voz alta y en voz baja…dichas dentro y fuera de la comunidad que se repiten incansablemente buscando aliados q corroboren su personaje….dichas palabras repetidas…funcionan como um canto de sirena para el resto de moradores que….como adormecidos y sin voluntad…aceptan al Sr. Egoismo como si fuera la Sra. Verdad.

También decia el mensaje que preguntaran a toda morada externa si eran mensajeros y si traian algún mensaje que les ayudara a reconocer al Sr. Egoismo.

¿Eres TÚ un mensajero? ¿ Conoces alguna clave para reconocer al Sr.Egoismo disfrazado de otro vecino?

Ayúdanos!!!

Y colorin colorado este cuento… ¿se ha acabado?

Autora: Pilar Tobias